POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS POEMAS

CON EL OTOÑO De vuelta al hogar maduró la tarde, roja y parda, encendida de amores viejos. Bendito instante, breve, que apila las hojas, juntas, antes de despedirse. POR EL INVIERNO Entre veredas blancas que el viento gélido borró, sólo las huesudas manos del bosque prendieron, del alma la memoria, para que no se marchitara, y del ayer el recuerdo. A LA PRIMAVERA Transparente la quietud Que me permite oleros. Sentiros… Florece. ¿O acaso, aromas, amigos, ya estábais antes ahí? La mañana limpia se vistió de vida. EL VERANO Blancas y rosas, las azaleas, sombrean el banco de piedra. El sombrero de paja sobre el alféizar, y en la puerta el cesto. Aroma de narcisos perfuman la siesta. LUIS TAMARGO